Danos fe recta, Esperanza cierta, Caridad perfecta.

INFORME DEL MINISTRO PROVINCIAL

Prosigue la sesión de la tarde de este día 20 de noviembre con la presentación del Informe del ministro provincial, fray Juan Carlos Moya Ovejero, quien anuncia que su intervención, al estar en la página del Capítulo desde hace un mes, se limitará a la presentación de algunos aspectos o acentos del mismo.

Apoyado en el lema del Capítulo –Dame fe recta, esperanza cierta y caridad perfecta–, el ministro inició su locución reafirmando la perspectiva teologal de nuestra vocación y misión de frailes menores en camino, siervos del Altísimo que saben leer los signos de los tiempos. Después de referirse al punto de partida y a la necesidad de conocernos, los límites del acompañamiento personal o la revitalización de la provincia, el interés de saber trabajar en equipo o el discernimiento de las presencias, el ministro pasó a dar algunas cifras sobre el número de hermanos que actualmente forman la provincia (326), la edad media de los mismos (más de 200 tienen ya los 70 años cumplidos), los que han muerto en el trienio (50) y los que han abandonado la Orden (7).

Seguidamente se detuvo en el análisis de la situación de la nueva provincia en contraste con las prioridades de la Orden. Señaló aspectos de la vida espiritual de los hermanos y de las fraternidades, la entrega a la misión y tarea evangelizadora, la generosidad de nuestra entidad, el aprecio de las gentes que nos rodean y la situación de formación. En su conjunto, definió a la provincia como una realidad palpitante, plural, acogedora y generosa, con un proyecto en marcha por el que sentimos interés y dedicación. Tras apuntar el total cumplimiento de los Acuerdos capitulares anteriores, fray Juan Carlos señaló algunas decisiones relevantes del Definitorio que ha presidido en el trienio para el que fue designado. Destacó el cierre de seis conventos, la cesión temporal a la Universidad san Dámaso de la cripta de san Francisco el Grande, en Madrid, la construcción de un colegio, iglesia y residencia en Zaragoza y el préstamo pecuniario a la Curia general de la Orden.

Después, señaladas la luces y sombras que nos atraído la unión de seis provincias y una custodia en 2015, el ministro provincial presentó algunas opciones de fondo para el futuro, que pasan por la dinamización de nuestra fe, ser causa de esperanza para cuantos nos rodean y acompañar a los hermanos y las fraternidades con verdadera caridad fraterna. Como iniciativa novedosa propuso la necesidad de establecer en la provincia un equipo de misiones populares formado por frailes y laicos. Termina su intervención pidiendo perdón por los errores cometidos de palabra, obra y omisión durante su servicio y agradece efusivamente el afecto y la acogida que todos le han manifestado en su visita a los hermanos; el servicio y colaboración que le han prestado los definidores provinciales, la secretaría y otros organismos de carácter provincial. Acabada la intervención, se abrió un turno de aclaraciones y opiniones sobre algunos aspectos del informa presentado.

DSC 0002
DSC 0004